Las Empresas de inserción Sociolaboral

La empresa de inserción: una herramienta eficaz para la inserción. 

Según la Federación Española de Empresas de Inserción (FAEDEI) en 2018, existen 178 empresas distribuidas por todo el Estado Español, que dan empleo a 6.000 personas, de las cuales 3.438 eran personas en procesos de inserción. 

Estos datos también indican que los resultados de estas empresas en sus tasas de incorporación al empleo ascienden al 70% en 2017, lo cual muestra una evidencia de la eficacia de estos programas. 

Origen de las empresas de inserción…

Éstas surgen de las condiciones adversas provocadas por la situación de crisis financiera de los años 80, y durante la gran recesión del 2008 fueron capaces, no sólo de mantener sus niveles de contratación, sino que se observó un aumento en la creación de empresas y, como consecuencia, un incremento en el número de personas contratadas por estas estructuras. 

Las EE.II pertenecen a una de las familias reconocidas en la ley de Economía Social, y tras mostrar su eficacia en la inclusión de las personas en desventaja social, fue aprobada la ley 44/2007, de 13 de diciembre, en la que se regula su régimen y responden a unos objetivos de contratación concretos. 

Ventajas de las empresas de inserción…

La economía social no solo es efectiva por contemplar una ideología centrada en las personas y en el medio en el que viven, sino porque suponen un ahorro para la Administración Pública. 

Se da un retorno fiscal a las entidades públicas a través de las aportaciones al erario público, en concepto de cotizaciones a la Seguridad Social e impuestos. 

El ahorro púbico que supone la contratación de las personas en situación de exclusión social para las corporaciones locales, insulares, autonómicas y estatales. 

El beneficio no cuantificable, en forma de cohesión social, pero “intangible” e imperceptible para la sociedad y de las AAPP, que supone la incorporación al mercado laboral, y la inclusión social que ello conlleva, para el desarrollo personal y emocional de cualquier persona. 

El trabajo no es tan solo un medio para obtener ingresos, también es la vía para adquirir derechos y asumir obligaciones como ciudadanía a través de la integración social. 

¿qué dice la ley sobre las Empresas de Inserción?

En su apartado 2 del artículo 129, establece que «los poderes públicos promoverán eficazmente las diversas formas de participación en la empresa y fomentarán, mediante una legislación adecuada, las sociedades cooperativas». 

Modifica y actualiza la normativa en materia de autoempleo y adopta medidas de fomento y promoción del trabajo autónomo y de la Economía Social.

Se les reconoce el acceso a subvenciones sometidas al Reglamento 360/2012 de la Comisión, de 25 de abril de 2012, es decir, que puedan alcanzar los 500.000 € en un período de tres años cuando hasta la fecha el máximo era de 200.000 € en el mismo periodo de tiempo. 

Se amplía la protección de los colectivos en riesgo de exclusión laboral al extenderse la posibilidad de reserva en los procedimientos de adjudicación de contratos públicos para estas entidades, tal como ya sucedía para los Centros Especiales de Empleo con respecto a las personas con discapacidad. 

Incorpora actuaciones como la creación de un nuevo incentivo para facilitar el tránsito de las personas trabajadoras desde el empleo protegido a la empresa ordinaria, así como otras medidas destinadas a fomentar el impulso y mantenimiento del autoempleo en su vertiente colectiva, como la ampliación de las posibilidades de capitalización de la prestación por desempleo para la participación en sociedades cooperativas o las ayudas a la contratación para la sustitución de socios de dicho tipo de sociedades. 

Consolida y amplía la figura de la reserva de contratos, reforzando la obligación de reservar un porcentaje mínimo a Centros Especiales de Empleo y empresas de inserción. 

El Gobierno de Canarias publica una resolución el 23 de mayo de 2019, en la que se adopta un Acuerdo “por el que se procede a la fijación de un porcentaje de reserva del derecho a participar en los procedimientos de adjudicación de determinados contratos o determinados lotes de los mismos, a centros especiales de empleo de iniciativa social, a EEII y programas de empleo protegido, y se fijan las condiciones mínimas para su cumplimiento”. 

Este acuerdo procede a “la fijación de un porcentaje de reserva del derecho a participar en los procedimientos de adjudicación de determinados contratos o determinados lotes de los mismos, a centros especiales de empleo de iniciativa social, a EEII y programas de empleo protegido, y se fijan las condiciones mínimas para su cumplimiento, y de conformidad con el apartado cuarto del citado acuerdo.” Los contratos reservados representan una victoria hacia una forma de concebir la economía pensada para las personas. 

Los Contratos Reservados representan una oportunidad para el desarrollo de la estrategia en las entidades sociales, porque pueden organizar los itinerarios de formación en base a los sectores de actividad susceptibles de generar empleo. 

Esto ofrece la posibilidad de que los procesos iniciados puedan completarse con un puesto de trabajo que sigue siendo una herramienta fundamental de integración social, laboral y acceso a los derechos de ciudadanía. 

Las Administraciones Públicas está sujetas a cumplir y respetar esta ley, no sólo por obligación sino por compromiso social y político.